Muchas veces nos planteamos si vale la pena la inversión, para conseguir una vivienda más eficiente energéticamente, pero si nos paramos a analizar todas las ventajas y el ahorro que podemos conseguir, en un periodo de 3 a 10 años nuestra inversión se amortiza, todo dependiendo del nivel de eficiencia queramos conseguir.

Es posible que no desee simplemente hacer su hogar más eficiente, peor no queremos realizar una gran inversión de golpe y en este caso sique siendo rentable la inversión de unos 1000 o 1500 euros, pues sí.

Vamos a analizar los tres niveles a los que podemos acceder para ahorrar en el consumo eléctrico de nuestro hogar:

  1. Primer nivel, podemos empezar por sustituir todas las bombillas de nuestro hogar, por bombillas de bajo consumo y bombillas led, además podemos colocar enchufes con botón de desconexión, ya que un televisor aunque no esté encendido sigue consumiendo una pequeña cantidad de corriente, lo mismo se aplica a todo aparato que tenga luces y pantallas electro iluminadas funcionando aunque estén apagados.
    Con estas medidas conseguiremos ahorrar hasta 5 euros al mes en nuestra factura eléctrica.
  2. Segundo nivel, mediante la adquisición de electrodomésticos de bajo consumo y muy eficientes como los clasificados con la letra A, AA y AAA. Con la instalación de estos electrodomésticos de muy bajo consumo y dependiendo de la potencia que necesiten para trabajar, podemos bajar la potencia contratada a 2.3 KW, además del ahorro en consumo eléctrico de los mismos electrodomésticos. Con esta medida nos gastaremos entre 1000 y 1500 euros pero ahorraremos alrededor de 20 euros en el tramo fijo en comparación con tener contratado 4.4 KW, además de conseguir una rebaja del 25 por ciento en el consumo. Lo que significa que podemos ahorrar alrededor de 25 euros de media al mes esto significa ahorrar una media de 300 euros al año y esto solo en la factura eléctrica.
  3. Tercer nivel, la adecuación total de un hogar para que sea más eficiente, esto entraña una inversión de entre 3000 y 10000 euros, pero conseguiremos un ahorro mayor al año, ya que mediante la instalación de electrodomésticos de bajo consumo, el mejor aislamiento de la vivienda del exterior que evita perder temperatura en invierno o estar más frescos en verano, podemos aislar las paredes y el tejado, además de instalar ventanas y puertas más eficientes y por ultimo podemos instalar un sistema de paneles térmicos en el tejado con un acumulador de agua, esto nos permitirá ahorrar hasta un 40 por ciento, en el consumo de gasoil o electricidad en la calefacción y agua caliente. Esto nos permitirá ahorrar al año entre 600 y 800 euros tanto en consumo eléctrico como en gasoil para la caldera.