Cuando las facturas de corriente siguen subiendo y sus electrodomésticos se están quedando anticuados, pero se resiste a cambiarlos porque aun funcionan perfectamente. Puede realizar un estudio energético para su hogar, en este estudio vera los consumos que tienen cada electrodoméstico y equipo eléctrico de su hogar,  así como el nivel de aislamiento con el que cuenta y la eficiencia de su sistema de calefacción. Una vez con este estudio en las manos podremos comparar los consumos de electricidad y agua que tienen los electrodomésticos nuevos, además contaremos con la ventaja de, al cambiar por electrodomésticos más eficientes, podemos bajar la potencia contratada, esto significa un ahorro considerable en la parte fija de la factura, también conseguiremos descuentos sobre la parte del consumo según la potencia que se contrate. Ahora entiende la importancia de cambiar los electrodomésticos, colocar mejores medios de aislamiento y contar con un sistema de calefacción más eficiente.

Entender clasificaciones energéticas que hay

Los aparatos, equipos y electrodomésticos nuevos están diseñados para ahorrar energía. Sin embargo, algunos productos son más eficientes que otros. Saber interpretar grados de energía le ayudará a elegir los productos que le permitirán ahorrar más dinero a largo plazo.

Los productos que encontramos en cualquier establecimiento tienen que llevar una etiqueta que identifica el nivel de consumo que tiene, por lo general pondrá los KW/hora que consume al año, los litros de agua anuales y la eficiencia energética que tiene, además todos estos conceptos se agrupan en una simple letra. Si conocemos que letras son las más eficientes sabremos que electrodomésticos debemos buscar. Las letras van desde la F, E, D, C para los electrodomésticos menos eficientes y que más consumen, pasando por la B para los que tienen un consumo medio y la letra A, AA Y AAA+ para los más eficientes y que menos consumen, por lo tanto tendremos que buscar productos calificados con la letra A y superior como doble AA y triple AAA que son los más eficientes.

Cómo mejorar la calificación de nuestro hogar

Proyectos de reformas para el hogar, mejoran el índice de eficiencia energética y puede ahorrar dinero en las facturas de luz y agua, estas reformas van desde la instalación de un mejor revestimiento en las paredes para aislarla mejor frente a la temperatura del exterior, la utilización de ventanas y puertas aislantes y como no la instalación de sistemas de calefacción más eficientes. Por otro lado tenemos la mejora en los electrodomésticos de bajo consumo, la instalación de bombillas de bajo consumo y led.